Aumentan las compras por impulso por internet y, especialmente, la venta en productos de lujo.

El consumidor se “da caprichos en la red”, pero con marcas de reconocido prestigio. Eso sí, a un precio más asequible.

El sector del comercio electrónico aumenta sus ventas en B2C, las ventas realizadas por consumidores particulares, especialmente en artículos de lujo, donde el cliente final compara precios y gracias a los descuentos ofertados en la red realiza compras imprevistas. Los particulares van adquiriendo cada vez más confianza en este canal gracias a recomendaciones de otros usuarios y vídeos demostrativos del producto.

Actualmente los productos más demandados online son los de marcas reconocidas y de prestigio,  disponibles a precios competitivos. La red ha visto como la demanda dirigida a marcas de gama alta ha sido mucho más significativa que en los productos de bajo coste o “low cost”. Esta situación era muy distinta hace dos años, cuando el mercado en Internet de los productos de lujo era prácticamente inexistente.

Compra impulsiva online

Compra impulsiva online

La evolución del sector no solo se ha producido sobre la cantidad, sino también en el perfil del usuario, según informa la plataforma de ecommerce materialesdefabrica.com . Y es que el consumidor particular realiza más compras impulsivas que el consumidor profesional, ya que los particulares se decantan por ser ellos mismos los que realicen compras online en lugar de acudir a tiendas físicas. De esta forma, comparan precios en diferentes tiendas a sólo un click, cuando ven un descuento considerable de una conocida marca no se lo piensan mucho, la añaden a su carrito y terminan comprándola.

En cuanto al sexo de los consumidores online, los datos reflejan un aumento del 20% de mujeres particulares frente a los hombres. En cambio en el negocio frente a consumidores profesionales, B2B, los compradores siguen siendo hombres, sin haber experimentado una variación significativa.

Jaume Riutord, fundador de la compañía, explica el motivo de este cambio. “Esto se debe a un aumento en el volumen de la información, como vídeos y tutoriales, y al acceso a precios más competitivos que antes solo podían beneficiarse las tiendas físicas”, comenta Riutord.

De cara a 2016, la tendencia de compra de los usuarios irá más encaminada hacia la adquisición de productos de gama media de marcas de confianza. Esto se debe a la falta de variedad y a unos precios poco competitivos de los grandes almacenes para este tipo de productos. En cambio, los profesionales aumentarán sus compras gracias a la optimización del tiempo, la productividad y al acceso de un catálogo online actualizado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Los E-Consumidores, Negocios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s